Salmo 18: 1-18

"18:1 Te amo, oh Jehová, fortaleza mía. 18:2 Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio. 18:3 Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado, Y seré salvo de mis enemigos. 18:4 Me rodearon ligaduras de muerte, Y torrentes de perversidad me atemorizaron. 18:5 Ligaduras del Seol me rodearon, Me tendieron lazos de muerte. 18:6 En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos. 18:7 La tierra fue conmovida y tembló; Se conmovieron los cimientos de los montes, Y se estremecieron, porque se indignó él. 18:8 Humo subió de su nariz, Y de su boca fuego consumidor; Carbones fueron por él encendidos. 18:9 Inclinó los cielos, y descendió; Y había densas tinieblas debajo de sus pies. 18:10 Cabalgó sobre un querubín, y voló; Voló sobre las alas del viento. 18:11 Puso tinieblas por su escondedero, por cortina suya alrededor de sí; Oscuridad de aguas, nubes de los cielos. 18:12 Por el resplandor de su presencia, sus nubes pasaron; Granizo y carbones ardientes. 18:13 Tronó en los cielos Jehová, Y el Altísimo dio su voz; Granizo y carbones de fuego. 18:14 Envió sus saetas, y los dispersó; Lanzó relámpagos, y los destruyó. 18:15 Entonces aparecieron los abismos de las aguas, Y quedaron al descubierto los cimientos del mundo, A tu reprensión, oh Jehová, Por el soplo del aliento de tu nariz. 18:16 Envió desde lo alto; me tomó, Me sacó de las muchas aguas. 18:17 Me libró de mi poderoso enemigo, Y de los que me aborrecían; pues eran más fuertes que yo. 18:18 Me asaltaron en el día de mi quebranto, Mas Jehová fue mi apoyo."

(Salmo 18: 1-18)


Himnos relacionados:
- Nuestra fortaleza