Esdras 8:21-23

"8:21 Y publiqué ayuno allí junto al río Ahava, para afligirnos delante de nuestro Dios, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos nuestros bienes. 8:22 Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos defendiesen del enemigo en el camino; porque habíamos hablado al rey, diciendo: La mano de nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan; mas su poder y su furor contra todos los que le abandonan. 8:23 Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue propicio."

(Esdras 8:21-23)


Himnos relacionados:
- Dicha grande es la del hombre