Ardan nuestros corazones

¡Ardan nuestros corazones
Adorando al Salvador!
Y en amor ferviente unidos,
¡Busquen paz en el Señor!
De su cuerpo somos miembros,
De su luz reflejo fiel:
Entre hermanos es Maestro,
Suyos somos, nuestro es El.

¡Renovad el santo pacto,
Y acercaos al Señor,
Prometed a quien os salva
Fe, lealtad y puro amor!
Y si un día vacilara
Vuestra parte en esa unión,
A Jesús clamad, oh fieles,
Por firmeza y por fervor.

Oh Amor, tú has ordenado
Que arda nuestro corazón;
Vivifica nuestras almas,
Líbralas de confusión.
¡Prende tú la llama viva
Del amor que así unirá
A los hijos que ha engendrado
Nuestro Padre celestial!

La unidad de Dios y el Hijo
Sea nuestra unión aquí;
Nadie pueda separado
De esta comunión vivir.
Y seamos en la tierra,
De Jesús el resplandor,
Los testigos ante el mundo
Del eterno Salvador. Amén.

<bgsound src="mid/cassell.mid" loop=true>

"Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados." (1 Pedro 4: 8)

Bajar PDF - letra y música
NWC - letra y música

Autor:  Nicolaus L. von Zinzendorf
Traducción:  Frederick W. Foster Juan A. Soggin

Tonada: Cassell

    Melodía tradicional alemana.
    Compositor: sin datos
    MIDI, Partitura
Lista de tonadas con igual metro

Pasajes Bíblicos relacionados:
1 Pedro 4: 8
Mateo 22:39

Clasificación
La Iglesia: Compañerismo de creyentes