Bellas tus moradas son

Bellas tus moradas son
En el cielo de esplendor.
¡Cuán amables son aquí
En el mundo del dolor!
Mi alma suspirando está
Por tus atrios, Dios de amor:
Siempre ansío allí vivir
Y servirte con fervor.

¡Cuán felices son, Señor,
Los que acuden a tu altar!
Gozan de tu comunión,
De tu paz y amor sin par;
Cual paloma que su pie
No encontró do reposar,
Vuelven y hallan siempre allí
Grato alivio y bienestar.

Cual ofrenda en suave olor
Sube al cielo su canción;
Tú derramas desde allí,
En torrentes, bendición;
Pan al alma hambrienta das;
Al sediento, en su aflicción,
De la vida el manantial,
De tu amor precioso don.

¡Cuánto ansío mi Jesús,
Ir al cielo donde estás!
Siempre en tu presencia estar,
Viendo tu gloriosa faz.
Por el valle de aflicción
Con tu luz me guiarás
Hacia tu florido Edén
A morar en dulce paz.

<bgsound src="mid/maidstone.mid" loop=true>

"¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos! Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová; Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo. " (Salmo 84:1,2)

Inspirado en el Salmo 84.

Bajar PDF - letra y música
NWC - letra y música

Autor:  Henry Francis Lyte

Tonada: Maidstone

Lista de tonadas con igual metro

Pasajes Bíblicos relacionados:
Salmo 84

Clasificación
Ocasiones especiales: Apertura y clausura